viernes, 30 de septiembre de 2011

EL RELOJ DEL PRESIDENTE ALVEAR



Muy conocida era la puntualidad del Presidente Marcelo Torcuato de Alvear.
También su rechazo a quienes no respetaban puntillosamente los horarios.


Cuando frecuentaba las noches de gala del Teatro Colón, Alvear salía exactamente media hora antes en su coche, el que era seguido por otro vacío… …¡por si se descomponía el primero!.


Cuenta la historia que, durante uno de estos viajes, pasando por la zona de Retiro, Alvear quiso contrastar, tal como era su costumbre, su reloj con el de la Torre de los Ingleses. Hecha la comprobación del caso, advirtió que ambos relojes no marcaban exactamente la misma hora, por lo que, según su criterio, procedió a ajustar el suyo con lo que marcaba el de la torre.
Sin embargo, cuál no sería su sorpresa, cuando al llegar a la Casa de Gobierno, pudo comprobar que el reloj que marcaba la hora correcta había sido el suyo y no el de la torre.
Tal fue el estupor del presidente Alvear, que a partir de este hecho, emitió un Decreto estableciendo que la única hora oficial sería, a partir de entonces, la emitida por el Observatorio Naval, organismo dependiente de la Armada Argentina.

jueves, 22 de septiembre de 2011

UNA DEUDA DE HONOR




Donato Álvarez ingresó a la milicia a la temprana edad de 12 años, iniciándose como corneta o tambor.
Participó de numerosos combates llegando a desempeñarse como Jefe de la Guarnición de Concordia, en la provincia de Entre Ríos, en dónde le toco combatir contra las tropas del caudillo Ricardo López Jordán en la rebelión que encabezara éste.

Cierto día, en una recorrida, se encontró con uno de sus prisioneros herido de bala. De allí en más Álvarez, y vaya a saber por qué instinto, comenzó a preocuparse vivamente por el soldado, llegando al punto de hacerlo trasladar a su propia casa para que se le practicasen allí mismo las curaciones del caso.
Lo cierto es que el prisionero, finalmente, se recuperó y que Álvarez le otorgó la libertad, comprometiéndose él mismo a restituirlo a su familia, en Salto, Uruguay.
Cuando ambos llegaron a la casa, los recibió la anciana madre del joven sumergida en una profunda emoción.

-¿No me conoce?- le inquirió Álvarez a la sorprendida mujer.
 -Yo soy aquel trompa que usted recogió casi muerto, acá cerca, hace treinta y tantos años, cuando el combate de San Antonio, y usted lo curó… -

-¿Pero..., sos Donato?... ¡Virgen Bendita!?- dijo la mujer, ahora abrazándolo.

-No la había vuelto a ver desde aquel tiempo- le contestó Álvarez, y agregó:

-El día que me presentaron al jovencito, herido y desnudo, y cuando me dijo que vivía en Salto con su familia, no sé qué pasó por mí, pero una corazonada me hizo tomarle cariño de golpe y, sin saber por qué, le cuidé como a un hijo. ¡Lo que son las cosas del destino!- exclamó –Sólo quería hacer el bien y tuve la inesperada fortuna de pagar una deuda de gratitud-

martes, 20 de septiembre de 2011

NOAH TOMÓ FOTOS DE SÍ MISMO CADA DÍA DURANTE 6 AÑOS




Este hombre se sacó una foto, todos los días y durante 6 años. 
Lo más hermoso es el tema musical, se llama Everyday y es de Carly Comando, quien lo hizo especialmente para el video de Kalina.

martes, 13 de septiembre de 2011

Vashti Bunyan - 17 Pink Sugar Elephants (1966)






Habíamos visto en la publicación del pasado 3 de agosto la bella publicidad de Samsung musicalizada por Vashti Bunyan con su "Canción del Tren".
También decíamos que su música se había inspirado en otra, también de ella, titulada "17 Pink Sugar Elephants".
Bueno, pues para acercarnos a las raíces, es que aquí va la canción original de Vashti.


Seventeen Pink Sugar Elephants


Letra en inglés

I saw seventeen pink sugar elephants
Sitting under a chestnut tree
I said good morning pink sugar elephants
But they wouldn't speak to me

Each had two eyes but they couldn't see me there
Each had four legs but they couldn't go anywhere
And so we just sat
That early autumn morning
Sun not yet risen and magic everywhere

I walked up to one pink sugar elephant
Asked why wouldn't he speak to me
But he was a factory-made pink sugar elephant
Given to children for treats after tea

He had two eyes but he couldn't see me there
He had four legs but he couldn't go anywhere
And so we just sat
That early autumn morning
Sun not yet risen and magic everywhere



Letra en castellano

Vi diecisiete elefantes de azúcar color rosa
Sentados bajo un árbol de castaña
Les dije buen día elefantes de azúcar color rosa
Pero no me hablaron

Cada uno tenía dos ojos, pero no me podían ver
Cada uno tenía cuatro patas, pero no podían ir a ninguna parte
Y entonces sólo nos quedamos sentados
Esa mañana de temprano otoño
El sol no salía todavía y la magia estaba en todas partes

Me acerqué a un elefante rosa de azúcar
Le pregunté por qué no iba a hablar conmigo
Pero era un  elefante rosa de azúcar fabricado
Dado a los niños para convites después del té

Tenían dos ojos, pero no podían verme allí
Tenían cuatro patas, pero no podían ir a ninguna parte
Y entonces sólo nos quedamos sentados
Esa mañana de temprano otoño
El sol no salía todavía y la magia estaba en todas partes

lunes, 12 de septiembre de 2011

viernes, 9 de septiembre de 2011

ARTHUR SCHOPENHAUER

Frases célebres


 Arthur Schopenhauer
1788-1860 Filósofo alemán.



Moral
Predicar moral es cosa fácil; mucho más fácil que ajustar la vida a la moral que se predica.

Sinceridad
Los amigos se suelen considerar sinceros; los enemigos realmente lo son.

Traición
Con ciertas personas vale más ser traicionado que desconfiar.

Cultura
El entendimiento natural puede suplir a la cultura, pero ésta nunca puede suplir aquél.

Ira
La cólera no nos permite saber lo que hacemos y menos aún lo que decimos.

Envidia
La envidia en los hombres muestra cuán desdichados se sienten; y su constante atención a lo que hacen, o dejan de hacer los demás, muestra cuánto se aburren.

 Pedir
Muchas veces las cosas no se le dan al que las merece más, sino al que sabe pedirlas con insistencia.

Pedante
A excepción del hombre, ningún ser se maravilla de su propia existencia.

Dios
Al que todo lo pierde, le queda Dios todavía.

Cambio
El cambio es la única cosa inmutable.

Arquitectura
La arquitectura es música congelada.

jueves, 8 de septiembre de 2011